Saltar al contenido
Niños Inteligentes

Inteligencia lógica-matemática

Pensar con números y reflexionar sobre sus relaciones

Según Gardner, lo que caracteriza al niño con una inteligencia «matemática» es la capacidad de realizar razonamientos muy largos consiguiendo recordar los diferentes pasajes de los que se compone.

En realidad, no se trata de una memoria excepcional, sino de una habilidad particular para comprender el sentido global de las conexiones que enlazan las diversas proposiciones de la demostración. Es evidente en aquellos estudiantes que tienen habilidades para comprender las propiedades básicas de los números, sumando o restando, para comprender los principios de causa y efecto y la correspondencia de valor unívoco, al proporcionar, por ejemplo, qué objetos flotan, se hunden, etc. También en reconocer patrones, trabajar con símbolos abstractos (por ejemplo números, figuras geométricas, etc.) y en reunir relaciones o encontrar enlaces entre información separada y diferente.