Saltar al contenido
Niños Inteligentes

Niño comunicativo

Si tu hijo es de los que explican todo lo que hacen tanto el mismo como los demás, tu hijo es un niño comunicativo.

Los niños comunicativos desarrollan sus capacidades, principalmente, de dos formas: la oral y la escrita. Por eso, son niños que destacan en edades tempranas sobre todo cuando se inician en la lectoescritura (inteligencia lingüística).

Estas habilidades también influyen en una mejor relación con los padres, ya que pueden interactuar con mayor frecuencia y con mejor resultado. Con ello, ganan en seguridad y autoconfianza, lo que les permite desarrollar buenas habilidades sociales (inteligencia interpersonal). Normalmente, tienen muchos amigos y suelen ser un foco de atención para los familiares y amigos adultos.

En ocasiones, pueden desarrollar también habilidades gestuales, que es una capacidad motora en consonancia con las capacidades de coordinación del habla y la escritura (inteligencia cinética-corporal).

Por otro lado, los niños comunicativos puede que necesiten desarrollar habilidades de pensamiento más abstracto y creativo. Conseguirlo, hace que lleguen a un nivel superior de comunicación: la comunicación creativa que, sin duda, los capacita enormemente para el futuro, ya que se trata de un perfil personal y profesional de lo más exitoso.

Tener un niño comunicativo es una buena base para que pueda desarrollar una personalidad de autoconfianza, de seguridad y de buenas relaciones con los demás. Suelen ser niños felices que solo necesitan profundizar en aspectos más reflexivos y de introspección para que desarrollen su capacidad comunicativa con sentido crítico.  

Juegos para niños comunicativos

Spin a Cantar

Gestos – Hasbro